Abundio

ser más tonto que Abundio loc. Ser una persona de escasa capacidad mental, lela y necia. Como es usual en el argot, se establecen comparaciones con personajes -reales o ficticios-, caracterizados a través de la tradición por determinados rasgos físicos o psicológicos (como Carracuca), aunque realmente el hablante que las emplea desconoce por completo la vida del personaje o el origen de la frase; por este motivo, es la propia comparación la que otorga los rasgos negativos al personaje. En este caso, tal vez Abundio fuera un personaje real de la Córdoba de los siglos XVI y XVII, que pretendía regar con una escasa cantidad de agua un cortijo. ERES MÁS TONTO QUE ABUNDIO. Otra vez has vuelto a estropear el ordenador.

Recurso: Diccionario de argot — Buho.Guru