abrazado

ir / llevar abrazado loc. (delincuencia) Ir detenido. Se dice que un detenido va abrazado por analogía o similitud, ya que el delincuente se encuentra esposado y protegido por la policía, en cierta manera, no se puede escapar del «brazo» de la ley. El delincuente muestra la ironía y el humor, que son constantes en su léxico. Es un término que apenas se usa hoy en día. Parece que ya se empleaba en la germanía, abracadores para referirse a los 'criados de la justicia', tal y como se documenta en una poesía germanesca (Hill, 1945): «queriendo dar la buelta / del hopo quedo prendado / entre quatro Abraçadores, / que le avían acompañado». La policía lo LLEVABA ABRAZADO por detrás.

Recurso: Diccionario de argot — Buho.Guru