Friedrich Nietzsche

Alegría

El hombre sufre tan terriblemente en el mundo que se ha visto obligado a inventar la risa.

Amor

El amor y el odio no son ciegos, sino que están cegados por el fuego que llevan dentro.

El querer libera, pues querer es crear.

Hasta en el cáliz del mejor amor encontraréis amargura.

Donde no puedas amar, pasa de largo.

Lo que se hace por amor está más allá del bien y del mal.

Arte

El bailarín tiene los oídos en las puntas de los pies.

Los insectos no pican por maldad, sino para vivir. Es lo mismo que los críticos: quieren nuestra sangre, no nuestro dolor.

Bondad

Se llama bueno al que quiere ser siempre el primero, pero también al que no quiere sobresalir en detrimento de nadie.

Constancia

No es la fuerza, sino la perseverancia de los altos sentimientos la que hace a los hombres superiores.

Cultura

La sencillez y naturalidad son el supremo y último fin de la cultura.

Las privaciones y sufrimientos crecen con el incremento de la cultura del individuo.

Dar

El que quiera dar algo, que tenga cuidado de que los que acepten sean capaces de comprender cuál es el sentido de sus donaciones.

Si sólo se dieran limosnas por piedad, todos los mendigos hubieran ya muerto de hambre.

Deber

Nuestro orgullo es el que nos hace cumplir con nuestro deber.

Descanso

El que no tiene dos terceras partes de su jornada para sí mismo es un esclavo, sea lo que sea, político, comerciante, funcionario o erudito.

Deseo

Llegamos a amar nuestro deseo, y no al objeto de ese deseo.

Destino

El destino de los hombres está hecho de momentos felices -toda la vida los tiene-, pero no de épocas felices.

Diversidad

Un mismo texto admite infinito número de interpretaciones.

Educación

Poca gratitud se tiene por el maestro cuando se continúa siendo siempre alumno.

Egoísmo

«Yo» y «mí» dialogan con demasiada asiduidad.

Esperanza

La esperanza es, en verdad, el peor de los males, porque prolonga las torturas de los hombres.

Espíritu

Quien siembra en el espíritu, planta un árbol a larga fecha.

Experiencia

Las experiencias que más te enseñan son las de todos los días.

Fama

Una mala conciencia se cura más fácilmente que una mala reputación.

Familia

El hombre es para la mujer un medio; el fin es siempre el hijo.

Felicidad

Una vida feliz es imposible. El fin supremo a que debe aspirar un hombre es una carrera heroica.

Fuerza

Lo que no me mata, me hace más fuerte.

No sólo se ataca por hacer daño a alguno, por vencerle, sino a veces por el mero deseo de adquirir conciencia de la propia fuerza.

Grandeza

Los grandes hombres son los que más sufren durante su vida pero tienen a la vez las más grandes compensaciones.

Hablar

Hablar mucho de sí mismo puede ser un medio de ocultarse.

Humanidad

Siempre hay un niño en el verdadero hombre.

Idea

El que no sabe poner sus ideas en hielo no debe acalorarse en la discusión.

Ignorancia

Lo que es muy difícil de comprender por los hombres es su ignorancia con respecto a ellos mismos.

Ira

Hablando francamente, es preciso que nos encolericemos alguna vez para que las cosas marchen bien.

Justicia

Sólo después de instituida la ley se puede hablar de «justicia» y de «injusticia».

Memoria

La ventaja de tener mala memoria consiste en que se goza muchas veces con las mismas cosas.

Mente

Estamos en un desierto porque ninguna mirada nos hace señas de inteligencia.

Mentira

La boca puede mentir, pero la mueca que se hace en ese momento revela, sin embargo, la verdad.

Lo que me anonada no es que me hayas mentido, sino que en lo sucesivo no podré creerte.

Miedo

El temor es la madre de la moralidad.

Moral

Detrás de la conciencia trabajan los instintos.

El temor es la madre de la moralidad.

Quizá puedan referirse todos los instintos morales al querer tener y al querer conservar.

Naturaleza

El que nos encontremos tan a gusto en plena naturaleza proviene de que ésta no tiene opinión sobre nosotros.

Odio

El amor y el odio no son ciegos, sino que están cegados por el fuego que llevan dentro.

No se odia mientras se menosprecia. No se odia más que a un igual o a un superior.

Subiendo a las alturas los adelantas; pero cuanto más subas, más pequeño te verán los envidiosos. El que vuela más alto es el más odiado.

Pareja

El casarse es terminar una serie de pequeñas tonterías con una gran estupidez.

La mujer comprende al niño mejor que el hombre, pero el hombre es más niño que la mujer.

Paz

Los grandes acontecimientos no corresponden a nuestros momentos bulliciosos, sino a nuestros momentos de tranquilidad.

Personalidad

Nada refleja tanto el carácter de un hombre como su comportamiento con los tontos.

Pobreza

En verdad os digo que el que menos tiene es el más libre; bendita sea la pequeña pobreza.

Poder

El poder es el afrodisíaco más fuerte.

El que ha perdido el respeto de sí mismo no sabe ya mandar ni conducir.

Política

La política es el campo de trabajo para ciertos cerebros mediocres.

Un político divide la humanidad en dos clases: los instrumentos y los enemigos.

Silencio

El camino a todas las cosas grandes pasa por el silencio.

Soledad

El hombre temeroso no sabe lo que es estar solo: detrás de su silla hay siempre un enemigo.

La valía de un hombre se mide por la cuantía de soledad que le es posible soportar.

Nadie aprende, nadie aspira, nadie enseña a soportar la soledad.

Ser independiente es cosa de una pequeña minoría, es el privilegio de los fuertes.

Sueño

No es arte pequeño el de dormir: para llegar a dominarlo hay que pasarse todo el día despierto.

Nada os pertenece en propiedad más que vuestros sueños.

Talento

En algunos la capacidad es una virtud; en muchos es casi un vicio.

Tiempo

Solamente aquel que contribuye al futuro tiene derecho a juzgar el pasado.

Trabajo

Una profesión es el espinazo de la vida.

Valentía

Ten audacia y fe en ti mismo. ¡Ay de ti si tienes miedo!

Verdad

A lomos de todas las paradojas se cabalga hacia todas las verdades.

¿Qué dosis de verdad puede soportar un hombre?

Vicio

Hay quien llama virtudes a la pereza de sus vicios.

Vida

La vida es un manantial de goces; pero donde la canalla deja envenenadas las fuentes.

Todo aquel que tiene una razón para vivir puede soportar cualquier forma de hacerlo.

Virtud

Una virtud hipertrofiada puede acarrear tantos males como un vicio hipertrofiado.

Recurso: Citas y frases célebres — Buho.Guru