A burro muerto, cebada al rabo.

Así lo utiliza Cela en El gallego y su cuadrilla para enfatizar la inutilidad de querer remediar algo cuando ha pasado la ocasión. Casi, casi, como el vizcaíno del cuento, que al oír al pollo piar dentro del huevo que sorbía, exclamó: «¡Tarde piache!».

Recurso: Diccionario de refranes, dichos y proverbios — Buho.Guru