a cada cerdo le llega su San Martín

Con esta sentenciosa expresión se da a entender que a cada uno le llegará su hora, en el sentido de que si alguien ha actuado de forma incorrecta, tarde o temprano pagará su culpa; o sea, seguirá el mismo camino que el cerdo, destinado, aunque no tenga culpas, sino más bien todo lo contrario, al fin de todos conocido: la matanza, que comienza a efectuarse por San Martín, cuya festividad se celebra el 11de noviembre. No merece la pena que contestes a sus ofensas. Déjalo: a cada cerdo le llega su San Martín.

Recurso: Diccionario de refranes, dichos y proverbios — Buho.Guru