a cuerpo de rey

Con todas las comodidades y lujos; no como un rey, que al fin y al cabo también tiene alma y mente, y de vez en cuando piensa, y se preocupa, sino como su cuerpo, que disfruta de todos los placeres sin ningún tipo de turbación mental. El año pasado le tocó la lotería y ahora vive a cuerpo de rey.

Recurso: Diccionario de refranes, dichos y proverbios — Buho.Guru