a hierro y fuego

Se emplea esta expresión para hablar de la fortaleza y valentía de alguien y suele ir acompañada por adjetivos como templado, forjado o moldeado. Decir que alguien está templado a hierro y fuego es como decir que ha salido de una fragua, que es de metal, que ha sido moldeado calentándolo al rojo vivo y a golpes de yunque y martillo; o sea, que es duro, rocoso, resistente y que soporta el dolor sin descomponerse.

Recurso: Diccionario de refranes, dichos y proverbios — Buho.Guru