Abstinentes

Sectas de la antigüedad que muchos eclesiásticos acusaban de practicar la hechicería y la magia. Luchaban contra la mundanalidad de algunas iglesias cristianas. Su influencia «gnóstica» era evidente, ya que entendían que la materia es intrínsecamente mala. Promovían el ascetismo, prohibían el matrimonio y comer carne, y se sometían a vigilias, ayunos y constantes oraciones. Entre sus líderes principales se encontraba Prisciliano. Su mayor desarrollo ocurrió en los siglos III y IV en el sudoeste de Europa.

Recurso: Nuevo diccionario de religiones, denominaciones y sectas — Buho.Guru