Adopcianismo

Herejía española del siglo VIII. Muchos textos y autores la relacionan con el Adopcionismo. Su doctrina más conocida es la adopción (Cristo fue adoptado como Hijo de Dios). Félix, obispo de Urgel, y Elipando, arzobispo de Toledo, fueron sus defensores más conspicuos. Alcuino, funcionario cultural del emperador Carlomagno, fue su más destacado y sistemático opositor. Los concilios de Regensburg (792 d.C.), Frankfort (794 d.C.) y Aquisgrán (799 d.C.) la condenaron. Varios «adopcianistas» se mantuvieron activos hasta el siglo XVII, pero con carácter marginal o adoptando otros nombres. El filósofo Abelardo fue uno de los que readaptaron formas modificadas del «adopcianismo» reflejadas en sutilezas de otros teólogos interesados en probar, sin abandonar del todo la ortodoxia, el concepto de Jesús como Hijo adoptivo de Dios.

Recurso: Nuevo diccionario de religiones, denominaciones y sectas — Buho.Guru