Apolinarismo

Herejía cristológica. El obispo de Laodicea, Apolinar, insistió en la verdadera y absoluta deidad de Cristo como reacción contra los que insistían en su verdadera humanidad. También afirmó que Cristo tuvo un cuerpo humano espiritualizado. Para Apolinar, el Logos sustituyó a la inteligencia humana en Cristo. Se trataba de una reacción contra el Arrianismo y el Gnosticismo. Esta doctrina fue condenada por el segundo Concilio de Constantinopla (381 d.C.). Los esfuerzos por relacionar la humanidad y la deidad de Cristo dieron lugar a varias herejías: Eutiquianismo, Monoteísmo y apolinarismo. Este último movimiento algunos lo consideran como la primera gran herejía cristológica.

Recurso: Nuevo diccionario de religiones, denominaciones y sectas — Buho.Guru