A cualquier cosa llaman rosa.

Moteja a los que, por manía de grandeza, gustan de mentar con rimbombancia todo aquello que les pertenece, aunque sean berzas. En tales casos, para sustraerse a las apariencias, es recomendable considerar que A veces, una cosa ves, y otra es.

Recurso: Diccionario de refranes, dichos y proverbios — Buho.Guru