A falta de hombres buenos, a mi padre le hicieron alcalde.

Se dice burlescamente cuando, en defecto de persona bien cualificada para ejercer un cargo relevante, éste se confía sin más a cualquier chisgarabís.

Recurso: Diccionario de refranes, dichos y proverbios — Buho.Guru