A falta de reja, culo de oveja.

Dice que el excremento de la oveja, llegado el caso, puede suplir, incluso con ventaja, la labor del arado. Y por extensión, al igual que aquel otro: A falta de pan, buenas son tortas, irónicamente aconseja conformarse con lo que se tiene cuando se carece de cosa mejor.

Recurso: Diccionario de refranes, dichos y proverbios — Buho.Guru