A gran prisa, gran vagar.

Es similar a otro refrán que dice: A toda ley, andar al paso del buey, y ambos dan a entender que las cosas, para que alcancen buen término, no se deben hacer deprisa, sino con calma y reflexión.

Recurso: Diccionario de refranes, dichos y proverbios — Buho.Guru