A grandes males, grandes remedios.

Este refrán, de obvio origen aforístico, se usa cuando, por extrema necesidad, se apela a recursos extremos. Aunque Ercilla, en La Araucana, advierta aquello de: «Que no es buena la cura y experiencia, si es más seria y peor que la dolencia.».

Recurso: Diccionario de refranes, dichos y proverbios — Buho.Guru