A la creciente, en el mar; a la llena, en el puerto, porque el quinceno no te haga tuerto.

Que así -aconseja-, conforme a las fases de la luna, deben disponerse las derrotas náuticas, en prevención de quebrantos mayores.

Recurso: Diccionario de refranes, dichos y proverbios — Buho.Guru