Canarias

La denominación de las islas no se debe a los hermosos y cantarines pajaritos; es más bien al revés: los pajaritos se llaman como las islas. El nombre procede del latín cane(m), 'perro', ya que los antiguos las suponían plagadas de perros. No iban muy desencaminados, pues abundaba antiguamente una raza canina, hoy prácticamente extinguida, cuyos ejemplares, llamados bardinos, tenían un extraño pelaje verdinegro.

Recurso: Diccionario del origen de las palabras — Buho.Guru