cruasán

Este delicioso bollo de hojaldre, típico por su característica forma de media luna, debe su nombre precisamente a eso, a la «Media Luna» musulmana, símbolo homólogo a la «Cruz» de los cristianos.

Toda la información referente al origen del cruasán coincide en afirmar que éste se encuentra en un histórico asedio que sufrió la ciudad de Viena en 1683 a manos de los turcos. Una vez derrotados los musulmanes, quiso recordarse para siempre la victoria mediante un invento de los ya entonces famosos pasteleros vieneses -aunque algunos lo atribuyen directamente a un soldado llamado Kulyezisky, de origen polaco pero residente en Viena- y que consistió en un bollo de hojaldre hecho con la forma de la «Media Luna» de los turcos, o, lo que es lo mismo, en forma de dos cuernecillos, lo que en alemán se llamó Hцrnchen, de manera que cada vez que un vienés se comiera uno de esos nuevos bollos, sería como si lo estuviera haciendo con uno de los enemigos recién derrotados.

El sentimiento que alimentó la invención pasó a los también excelentes cocineros franceses que, aunque mantuvieron el bollito con su forma, prefirieron llamarlo, muy acertadamente, «[media] luna creciente», o, más exactamente, [lune] croissant, lo que quedaría ya para siempre como su nombre, adaptado, más o menos, a cada idioma.

Recurso: Diccionario del origen de las palabras — Buho.Guru

Mira otros diccionarios

  1. cruasán — España Croissant, media luna. Diccionario de regionalismos
  2. cruasán — m. Bollo de hojaldre en forma de media luna: he rellenado los cruasanes con jamón y queso. Diccionario de la lengua española