A la hija, tápale la rendija.

Recomienda, con evidente doble sentido, que la hija no vea aquello que pueda dañarla.

Recurso: Diccionario de refranes, dichos y proverbios — Buho.Guru