razonamiento analógico

Es una parte integral del razonamiento jurídico, especialmente (aunque de ninguna manera exclusivamente) en el razonamiento del Common Law. La estructura básica del razonamiento analógico es que si dos asuntos o situaciones son parecidos en algún aspecto, ellos son (o deberían ser tratados como) parecidos en otros aspectos. De hecho, la derivación es a lo sumo probable (dadas algunas similitudes, otras semejanzas son probables mas no ciertas). El hecho de que el razonamiento analógico es claramente inferior al razonamiento deductivo, y que también podría decirse que es inferior al razonamiento inductivo, ha ocasionado que algunos sean generalmente escépticos respecto del razonamiento jurídico (o judicial). Sin embargo, como lo han señalado algunos autores (por ejemplo Lloyd Weinreb (1936- )), el razonamiento analógico desempeña un papel central en el razonamiento práctico cotidiano, y no hay razón para creer que es menos efectivo o legítimo en el razonamiento jurídico (o judicial). Dentro del razonamiento analógico en general, y del razonamiento analógico empleado en las resoluciones judiciales en particular, un aspecto clave es cuáles semejanzas y diferencias son relevantes para el problema en cuestión, y cuáles de ellas son irrelevantes. Para muchos propósitos, uno no distinguiría un caso anterior sólo porque ocurrió en un miércoles en vez de un jueves, o porque el acusado tenía el cabello castaño en vez de ser pelirrojo; aunque otras diferencias (p. ej. las acciones del demandante ayudaron a incrementar el riesgo de accidente en un caso pero no en el otro; el acusado era un órgano de gobierno en un caso pero no en el otro) podrían ser moral y jurídicamente relevantes. La manera en que se pueden distinguir las diferencias relevantes de las irrelevantes, y la cuestión relativa a si los jueces tienen una base “objetiva”, constituyen puntos que siguen siendo ampliamente objetados.

Véase Common Law; razonamiento jurídico

Recurso: Diccionario de teoria jurídica — Buho.Guru